http://www.estudiosonline.net/texts/lavilla.htm
altamente recomendable
http://rociodelavilla.blogspot.com/

(…)

Subversión a través de la mirada sexuada, pero también a través de las técnicas productivas-colaborativas, en mi opinión, el feminismo expandido sigue desempeñando con opciones plurales el papel de contrapoder fáctico que el arte aún hoy puede ofrecer como espacio residual de reflexión, organización y acción frente a la polí­tica del aislamiento de los individuos. Incluso rentabilizando paradójicamente las funciones asignadas por la dominación patriarcal: como sujeto tradicional de las «tácticas» ocultas y cotidianas de la necesidad y también de los placeres caracterí­sticos de los sometidos, como signo o instrumento utilizado en el intercambio de los valores simbólicos, como sujetos expulsados del ágora. Esa nostalgia por el retorno deberí­a contribuir, como proponí­a Foucault, no sólo «simplemente a defendernos, sino también a afirmarnos, no sólo como identidad, sino también en tanto fuerza creadora: (…) Debemos crear placeres nuevos» (Entrevista,1982). Las transformaciones del arte en el presente han de engrosar ese elenco.
*Conferencia impartida en El Escorial, Madrid, 31 de julio de 2001.http://www.estudiosonline.net/texts/lavilla.htm
altamente recomendable
http://rociodelavilla.blogspot.com/

(…)

Subversión a través de la mirada sexuada, pero también a través de las técnicas productivas-colaborativas, en mi opinión, el feminismo expandido sigue desempeñando con opciones plurales el papel de contrapoder fáctico que el arte aún hoy puede ofrecer como espacio residual de reflexión, organización y acción frente a la polí­tica del aislamiento de los individuos. Incluso rentabilizando paradójicamente las funciones asignadas por la dominación patriarcal: como sujeto tradicional de las «tácticas» ocultas y cotidianas de la necesidad y también de los placeres caracterí­sticos de los sometidos, como signo o instrumento utilizado en el intercambio de los valores simbólicos, como sujetos expulsados del ágora. Esa nostalgia por el retorno deberí­a contribuir, como proponí­a Foucault, no sólo «simplemente a defendernos, sino también a afirmarnos, no sólo como identidad, sino también en tanto fuerza creadora: (…) Debemos crear placeres nuevos» (Entrevista,1982). Las transformaciones del arte en el presente han de engrosar ese elenco.

*Conferencia impartida en El Escorial, Madrid, 31 de julio de 2001.