Archivo de la etiqueta: netartivismo

La importancia de poner el cuerpo

La importancia de poner el cuerpo

28 abr 2014

Gloria G. Durán
Investigadora Postdoctoral I+D ‘Madrid Cosmópolis: Prácticas Emergentes y Procesos Metropolitanos’ UNED, ahora Visiting Scholar, UCM, Merced, CA.

Fue hace un mes exactamente. Ya hacía mucho calor en San Francisco y lucía un sol esplendoroso, pero durante dos días enteros, de nueve de la mañana a siete de la tarde asistí, a oscuras y con fresquete, al simposio que el Museo de Arte Moderno de San Francisco había organizado en otra sede. Ahora el museo está cerrado, están en obras, andan ampliándose, y no tienen sede pero sí conservan su actividad y se desplazan a otros lugares de la ciudad. Se han etiquetado como SFMOMA On The Go, esto es que estarán en el camino, móviles y sin sede fija, pero estarán, como reza su eslogan, “más abiertos que nunca”.

La sede elegida fue el Brava Theater Center en la calle 24, en el barrio latino de La Mision (Mission District). Los que organizaron y presentaron el simposio, Julia Bryan-Wilson, Jennifer A. González y Dominic Willsdon, tuvieron la delicadeza de, no sólo lanzar las preguntas que habrían de apuntalar a todas las presentaciones, sino también hacer un acercamiento histórico y contextual al lugar donde nos encontrábamos, tanto el teatro como el barrio. Es de agradecer, La Mision ha sido para San Francisco como Lavapiés para Madrid. Un lugar de movilizaciones, de encuentro, de acciones colectivas. Es el barrio de los murales, del arte reivindicativo de las calles. Tiene su lógica que un encuentro en torno al poder de acción política de las imágenes se celebrase precisamente en ese entorno.

Además de ese acercamiento al barrio se propusieron una serie de preguntas que retomaban otras, las que habían lanzado en otro simposio, esta vez en la Universidad de California Santa Cruz. Celebrado en junio este otro simposio se llamó: Digital Art and Democracy: People, Places, Participation. Y se plantearon estás preguntas: ¿Los desarrollos en el arte digital nos han conducido a espacios “más democráticos”?, ¿quién constituye un sujeto democrático en un espacio digital on-line?, ¿cómo son, o habrían de ser, las nuevas políticas de la representación?, ¿cómo pueden aparecer la raza y la etnicidad (o desaparecer) en tales espacios?, ¿cómo podrían las obras de arte constituir audiencias democráticas?. A estas preguntas se unirían las del nuevo encuentro: ¿Qué entendemos por visualizaciones?, ¿cómo pensar una visualidad y visibilización en un mundo en el que ambas son herramientas básicas tanto para el gobierno, como para el sistema económico y el militar?, ¿estamos ante una expansión infinita de la visualidad y visibilización, pero, vamos hacia una híper abundancia que nos lleva al abandono y la adicción o hay aún margen para que las imágenes arranquen cambios?. Y la pregunta final, tras 50 años de situacionismo, ¿hemos aprendido algo?

Todas estas preguntas fueron expuestas por Jennifer A. González, una profesora de USC que tiene un artículo muy interesante: “Electronic Habitus: Agit-prop in an imaginary world”, que es el texto de otra conferencia del año 2001, en UCD, Universidad de California Davis, que se llamó Visual Worlds. Quizá el espíritu de Maiakovski, auténtico experto en Agitación y Propaganda que proclamaría “Nuestros Pinceles Serán Las Calles y Nuestras Paletas las Plazas Públicas”[2] a viva voz, está un poquito deslucido. Aunque tal vez esto que él quería, abolir los palacios, abolir los museos, abolir las galerías y ordenar a todas las obras de arte que salgan a la calle y hacer así una gran fiesta para todos, se podría estar logrando, en cierta medida, en la red, ¿o no?

Tras las presentaciones comenzaron las comunicaciones que fueron muchas y muy intensivas. De todas me  quedo con Carlos Motta, con los Gran Fury, con Robin Oppenheimer, durante la sesión del viernes. Del sábado elijo a Claudia Bernardi, Cheyenne Epps y Kyle Lane-Mackiley y Natalie Bookchin. Y sobretodos ellos por supuesto, Favianna Rodríguez y Zanele Muholi. Pocos caracteres me restan para hablar de tanta gente, así que me limitaré a hablar de la intervención de Carlos Motta, dejándome a los demás para futuros post.

Me detengo en Carlos Motta porque llama la atención en hincapié expuesto en la necesidad de poner el cuerpo. Maiakovski parece tener razón y el agit prop, que tiene más de agitación y diseminación que de propaganda, necesita, para mostrar lo oculto, que uno ponga el cuerpo, porque solo poniendo el cuerpo pasan cosas, pasan cosas con las autoridades, llega uno, y su cuerpo, a poder retratar la brutalidad policial o a poder recibir la energía de un colectivo. Solo poniendo el cuerpo las redes son útiles. Unas redes que, por otra parte han sido fundamentales para poner en contacto a un montón de personas con intereses y problemas comunes, que son, no cabe duda, un canal impresionante para la difusión y diseminación de mensajes, necesitan, para una efectividad real, que uno ponga el cuerpo. Lo vírico empieza por el virus, y el virus hay que irlo a buscar arriesgándose un poquito y saliendo de la pantalla del ordenador.

De Carlos Motta es el proyecto “La Buena Vida”, The Good Life, que incluye 360 entrevistas en video a gentes que fue encontrando en las calles de doce ciudades de Latinoamericas, durante el 2005 al 2008. Lo que buscaba era dar voz a los que no la tienen en  su punto de vista en torno a los procesos de democratización relacionados con el intervencionismo norteamericano. Ahora “La Buena Vida” es un archivo de internet, una video – instalación y unos tantos textos y artículos. Toda la obra de Motta está en abierto y se puede seguir, leer y ver en la web. En su Keynote, que así llaman a la intervención como “estelar” de alguien que han invitado especialmente, se planteó si lo visual era liberador o era, justamente, lo contrario. Enmarcó todas sus palabras con un poema de Martha Rosler, “el secreto”, que recitó al principio y fue intercalando conforme hablaba:

[…]El secreto es que la cultura es un secreto en una sociedad dividida. Que la cultura es un secreto en la sociedad de clases. Hay una cultura de la calle y una cultura detrás las puertas cerradas […] El secreto es sobre la batalla en torno a quien es el dueño de las calles; a quien escribe en las calles […] Quien hace pública su propia lucha en las calles […] El secreto es quien usa la calle como un foro, como un “Muro de la Democracia”, porque otros controlan los medios “legítimos” de divulgación pública  […] El secreto es que hay más de un público … el público forzado a exhibir su vida privada en la calle y el público que llama a la policía para limpiar las calles […][1].

Luego Motta habló de Queerocracy y de Felipe Baeza. De los primeros mostró una suerte de coro a la griega que se mantuvo recitando toda la legislación americana en cuestiones de género desde su mismo origen y mostró las imágenes de las detenciones, transformadas en obras de arte. Con ambos hizo hincapié en la necesidad de poner el cuerpo y la necesidad de arriesgarse para poder tener un retrato para la posteridad. Y en el caso de Felipe Baeza hizo hincapié, además, en la necesidad de poner entre las cuerdas el concepto de “ser un buen inmigrante”. Sin documentos, sin miedo y sin pedir disculpas. Estos son los eslóganes de Felipe, y de muchos otros activistas inmigrantes indocumentados de los Estados Unidos.

(continuará)

[1]Transcrito en Carlos Motta, Our Destiny is Our Own: Secrets From the Street, Brigada Ramona Parra. http://carlosmotta.com/text/brigada-ramona-parra-our-destiny-is-our-own-secrets-from-the-street/

[2] “Las plazas, nuestras paletas / las calles, nuestros pinceles”: Los versos de Vladimir Maiakovski proceden de la “Orden nº 1 a los ejércitos del arte”, datan de 1918. Ese mismo año, en la Gaceta de los Futuristas de Moscú se publicó el “Decreto nº 1 para la democratización de las artes” (todo era entonces los primeros pasos de casi todo), firmado por el propio poeta -que con toda probabilidad fue su redactor- junto con Vasily Kamensky y los hermanos Burliuk. El “Decreto”, vehementemente utópico, declara, aprovechando la bulla de la revolución, la abolición de palacios, galerías y museos y ordena que las obras de arte, en nombre de la igualdad de todos ante la cultura, salgan a la calle, convocando a los creadores a hacer de la ciudad “una fiesta del arte para todos”.

Beyond the Wall

Philadelphia Mural Arts Restorative Justice Program: Beyond the Wall

Posted April 11, 2014 by jmacphee in Justseeds Member Projects

Yo, esto es jmacphee, del colectivo JUSTSEEDS, cuenta su experiencia en un proyecto colectivo en Filadelfia de arte mural. Lo que hizo Jmacphee fue recolectar materiales para el mural que se estaba haciendo en Filadelfia sobre los encarcelamientos masivos estadounidenses.

Lo que me interesa es que este artista ha intentado “FILTRAR”, lo que surgió, se conversó, y debatió, en unos tantos, muchos, encuentros, asambleas, conversatorios, a un formato PÓSTER, que los artistas muralistas de la ciudad están distribuyendo por todas partes.

También han conseguido hacer que tres de los posters estén presentes en le trasnporte público en el lugar de la publicidad. Esta estrategia, de conexión con los medios masivos fue muy utilizada por os primeros colectivos de artistas activistas, me gusta que ahora se siga empleando, es de los más eficaces medios de activismo artístico, y en el la autoría se disuelve. Gracias Jenny Holzer, quizá tuviste un gran peso en el arranque pero ahora la cosa se diluye en la colectividad. Lo cual es harto necesario.

Luego le piden a la gente que si ven esos posters en el public transport pues que les hagan una foto y los suban a twitter… y esto si que es activismo visual!!… me encanta

Imagen 2

Por cierto que hablando de cárceles debo recuperar la informacion sobre un cine club que lleva una artista mejicana… y de posters hace un hilo narrativo desde gran fury hasta favianna rodriguez… o mejor, desde Heartfield!…. me encanta

#Nuevas realidades vídeo-políticas

#Nuevas realidades vídeo-políticas

NRVP

cartel_emocional-polc3adtico_horizontal

“Emocional/Político. Encuentro sobre la visibilización y la potencia de las emociones en los movimientos sociales” se celebrará en la Facultad de Bellas Artes San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia el día 2 de abril.

Coordinado por #Nuevas Realidades Video Políticas, contará con la presencia de Amador Fdez Savater (Archipiélago, Público, Eldiario, Acuarela libros) que conversará con Javier Toret (datanalysis15M) sobre la potencia constructiva de lo emocional y la visualización de lo emocional en las redes sociales.

El mismo día 2 de abril se podrá asistir a la proyección del ciclo “La piel que construye” compuesta por las películas documentales “Retorno. Una historia que construimos juntas” “15M: Excelente, revulsivo, importante” y “La Plataforma” (A partir de las 10.00)

Clásicos netartivismos y hacktivismos

– Laura Baigorri:
Recapitulando: modelos de artivismo (1994-2003).
* Texto publicado originalmente como prólogo de “No más arte, sólo vida”, en el catálogo Panorama 2001. Arte, teoría, nuevas tecnologías, música y cine http://www.panoramaenlinia.net[url1]. Museo Comarcal de la Garrotxa, Olot (Gerona). Revisado y ampliado en mayo de  2003.

LINKS BÁSICOS, de Laura Baigorri, en la web del Máster de Prácticas Estéticas y Políticas. Ojo que estamos ya en No más arte, sólo vida. 4.0.

Laura Baigorri: Del artivismo simulatorio a las tácticas de suplantación en la Red. No más arte, sólo vida 2.0. TELOS, Julio-Septiembre 2003 || Nº56 Segunda Época.

ELECTRONIC CIVIL DISOBEDIENCE AND THE WORLD WIDE WEB OF HACKTIVISM . A Mapping of Extraparliamentarian Direct Action Net Politics (SWITCH / net/work/art)
Stefan Wray

10 lecturas sobre HACKTIVISMO by EVhAck (evhack.info@gmail.com , con la colaboración de: patxangas@sindominio.net ; txopi@sindominio.net; xavi@sindominio.net )
10 Lecturas sobre HACKTIVISMO es una recopilación de artículos originalmente publicados en la revista @rroba (desde Noviembre del 2005 hasta Agosto del 2006).

– CERREC-crear es resistir, resistir es crear:
http://indignado.org/c/cerrec

AH Y CONSULTAR LA SESIóN 2013, del medialab prado: Netartivismo, una posible genealogía para un más que dudosa etiqueta

Visual Worlds

Visual Worlds

Sobretodo el capítulo de Jennifer Gonzalez: “Electronic habitus: Agit-Prop in an imaginary world”.

¿Cómo podemos entender mejor la relación entre cultura visual y prácticas activistas?; ¿Hay modos en los que el arte puede tomar formas de activismo político y social y hay modos en los que el activismo puede tomar formas visuales que no son reconocidas por el mundo del arte al uso?; ¿Cómo podemos arrancar debates y conversaciones sobre activismo visual en contextos de extrema censura?; ¿Cómo podemos comprender las complejidades del un activismo visual comercial o gubernamental para entender las hegemonías visuales?; ¿Qué se convierte en una demora temporal cuando las políticas de la producción visual se hacen legibles solo en retrospectiva, con la distancia histórica?; ¿Cómo se convierte el pasado en una forma de activismo visual en el presente?; ¿Hasta que punto las formas del activismo visual viajan, y en que modos están localizadas en contextos específicos y ámbitos de conocimiento específico?

9 Evenings: Theater & Engineering

«9 Evenings: Theater & Engineering», 1966 9 Evenings Opening | Photography | Photograph: Robert L. McElroy

«9 Evenings: Theater & Engineering», 1966 | Photograph: Robert L. McElroy

9 Evenings: Theater & Engineering

Para más información lean la tesis doctoral, no muy extensa pero jugosa de

Robin Oppenheimer

a quien tuve el placer de escuchar en el simposio de Visual Activism en San Francisco, en el panel de NETWORKED ACTIVISM. (NETWORK ACTIVISM)

Adjunto aquí el artículo en el que puede leerse su tesis, y la historia que conlleva, muy interesante si, además la completamos con otra de mis obsesiones de ultima hora, The Democratic Surround

THE STRANGE DANCE- 9 EVENINGS- THEATRE & ENGINEERING AS CREATIVE COLLABORATION -ROppenheimer

The 9 Evenings.1

Más fotos

Motta, Queerocracy & Felipe Baeza

11:30 a.m. – 12:15 p.m.

Keynote: Carlos Motta

Carlos Motta, artist

Cuando Carlos Motta llegó a hablar a lo que aquí llaman KeyNote, alguien nombró, en su presentación las palabras “La Buena Vida”. He estado mirando un poco y he encontrado este artículo de e-flux: CARLOS MOTTA: THE GOOD LIFE.

carlos motta l abuena vida

Durante varios años Carlos Motta se dedicó a rodar muchos vídeos. Preguntó a unas 300 personas que encontraba por la calle sobre su idea de la política estado unidenses en sus respectivos países. Preguntó en Bogota, Buenos Aires, Managua, Mexico City, Santiago y Tegucigalpa. Luego mostró todos los vídeos en Pensilvania. Y Además regaló una serie de póster que había encargado a Ashley Hunt, Naeem Mohaiemen y Oliver Ressler. En los pósters María Mercedes Gómez había escrito un texto contestando a la […] The secret[1] is that culture is a secret in divided societies. That culture is a secret in class societies. There is a culture on the streets and a culture behind closed doors […] The secret is about the battle over who owns the streets; who writes on the streets […] Who publicizes one’s struggles in the streets […] The secret is who uses the street as a forum, like a “Democracy Wall,” because other control the “legitimate” media of public disclosure […] The secret is that there is more than one public … the public forced to exhibit its private life in the street and the public that calls the police to clear the streets […][2]pregunta: ¿Qué es para ti la Democracia?. Además se mostraban muchas fotografías tomadas durante estos años. Y tiene una web, me gusta cuando votas porque estas como ausente (es lo que pone en la fotografía que abre l aweb, y esa la he visto yo muchas veces, sobre todo en el 15M), y esta web te reconduce a LA BUENA VIDA, que es como realmente se llama el asunto. Y además tiene la cortesía de permitirte imprimir el libro, LaBuenaVida.

Pero eso que he indagado no fue ni de lo que habló el viernes día 14 de marzo de 2014 en el simposio de Visual Activism en la ciudad de san Francisco en el Brava Theater de la calle veinticuatro del barrio de la Mission en el programa de SF On the Go…. No. Hablo de otra cosa que voy a contar, linkeando a tutti plein aquí abajo y a toda pastilla: Lo presentaron con la gran pregunta que sobravolaba las participaciones, ¿lo visual es liberador o es lo contrario?, lo contrario sería un magma de sobreabundancia con un efecto anestesiante. Lo contrario lo podríamos ver argumentado de múltiples formas en The Democratic Surround, pero nadie nombró a Fred Turner ni nada por el estilo, sino que Carlos arrancó su presentación que fue larga y fue  a oscuras, así que mis notas se dibujan y se desdibujan pero esto es lo que pude sacar.

Comenzó con un precioso texto de Martha Rosler, The Secret que proviene de Public Disclosure: Secrets from the Street, “The secret is that to know the meaning of a culture you must know the limits of meaning of your own.”

[…] The secret[1] is that culture is a secret in divided societies. That culture is a secret in class societies. There is a culture on the streets and a culture behind closed doors […] The secret is about the battle over who owns the streets; who writes on the streets […] Who publicizes one’s struggles in the streets […] The secret is who uses the street as a forum, like a “Democracy Wall,” because other control the “legitimate” media of public disclosure […] The secret is that there is more than one public … the public forced to exhibit its private life in the street and the public that calls the police to clear the streets […][2]

El secreto es que hay más de un público, público forzado a exhibir su vida privada en las calles y público que llama a la policía para limpiar las calles. Así que el ejercicio del gobierno no reposa en las manos de las gente corriente, de aquellos individuos que pueden no estar en concordancia con lo establecido, con las religiones del lugar, las procedencias, los niveles culturales, las orientaciones sexuales… La realidad es que la gente no está en la toma de decisiones, la gente corriente no tiene poder alguno. Me gusta cuando votas porque estás como ausente, me resuena en la cabeza. Hay una intersección entre la representatividad de según que grupos y el poder. Entonces, lo visual, como esa práctica de, o para, la representación y representatividad, es, o la menos habría de ser, una lucha política. Entonces de lo que Carlos habló, y así lo dijo, es de las políticas de la representación. Refirió el momento crucial, la década de los 70 y el rico lenguaje visual de resistencia, refirió la calle como un foro, y como un muro para la democracia y lo que se veía, lo visual, lo gráfico y también lo escrito, como necesarios para los movimientos de resistencia. Las “counter politics”, son las que le interesan, ¿contra políticas? (es una extraña traducción). La pregunta es, ¿quién sigue excluido?, la pregunta es, ¿cómo se han normalizado el movimiento LGTB?, la cuestión es que el discurso LGTB, las LGTB POlitics, han conseguido que “la clase” entre de nuevo en juego, y que esas políticas estén reformando y reformulando las estructuras de poder una vez más.

En el 2012 Carlos Motta realizó We Who Feel Differently (2011), y a continuación mostró una suerte de coro, una performance colectiva que adelantaba el colectivo, o la plataforma de la que se disponía a hablar.

queerocracy

queerocracy

La plataforma : QUEEROCRACY, los individuos de los que también habló: Camilo Casidy y Felipe Baeza

camilo cassidy

camilo cassidy

robinhoodtax

robinhoodtax

Felipe Baeza: UNDOCUMENTED

Felipe Baeza: UNDOCUMENTED

Digital Art & Democracy

Digital Art & Democracy

Descubierto por que Jenniffer A. González, fue una de las organizadoras del simposio que acabó ayer en San Francisco sobre Visual Activism.

Jenniffer A. Gonzalez es una profesora de University of California Santa Cruz:

Associate Professor, History of Art and Visual Culture
Contemporary Art, Race and Representation

Y tiene un trabajo extenso e interesante, aunque a mi el artículo que más me ha intreesado y me gustaría conseguir es el de:“Electronic Habitus: Agit-prop in an imaginary world,” in Visual Worlds, John R. Hall, Blake Stimson and Lisa Tamiris Becker, eds., (New York: Routledge, 2003)

Visual Worlds

Visual Worlds

Que indagando indagando me ha llegado en un pdf que se llama, PLacing Art in the Public Realm

Donde está el artículo es en VISUAL WORD, I
Part 1: Cultures Political Culture
1. Uncle Sam Needs a Wife: Citizenship and Denegation
2. Televisual Popular Politics: Diana and Democracy
3. Manufacturing Dissent: Challenges for Activism and Alternative Voices in the Post 9/11 World.
4. Art at the Intersection of Social Fields 5. Heart of Darkness: A Journey into the Dark Matter of the Art World 6. Primetime Art as Seen on Melrose Place

Part 2: Worlds  Social Worlds
7. Electronic Habitus Agit-Prop in an Imaginary World
8. Los Angeles as Visual World: Media, Seeing and the City

9. Photography’s Decline into Modernism: In praise of âBadâ Photographs
10. Between the Net and the Deep Blue Sea (Rethinking the Traffic in Photographs)

Warring Worlds
11. Witness to Surrender
12. Under Siege: Mona Hatoum’s Art of Displacement
13. Mea Culpa: On Residual Culture and the Turn to Ethics Epilogue Visual Worlds, after 9/11

El mundo está “visualmente mediado”, con internet han surgido nuevas herramientas de mediación y también nuevas convenciones. El libro pretende indagar la estructura social de esta nueva visualidad con una serie de ensayos de expertos de muy variados campos: historiadores del arte, de la literatura, del pensamiento crítico, de estudios culturales, del cine y la televisión, intelectuales y sociólogos. Se concibió para intentar dar respuesta a el modo en el que nuestra experiencia y nuestra comprensión de la visión y de las formas visuales están cambiando a partir de los variados factores sociales, económicos y culturales que quedan incorporados en el palabra “globalización”

El libro enlaza con las tensiones que se van estableciendo entre las culturas y los diversos mundos, la vida política, lo cotidiano, la experiencia social y la guerra. la conversación resultante desarrollada entre los diversos capítulos que componen el libro nos provee de una oportunidad única para considerar el cambiante carácter de la experiencia visual.