EN ALGUN PUNTO DEL AIRE MOMA NY, planta tercera, diseño y asuntos de enjundia, útiles vamos. Ahora Silvia leerá y yo estaré en el aire en algún lugar, en un punto exacto, imagino que a cada palabra estaré en algún punto exacto que marcará un tiempo que ya no volverá. Dos ideas: 1 tercera planta, diseño y asuntos de enjundia probada: WIND MAP 2012 Custom Software Fernando Bertini Viegas (Brazilian, b. 1971) –como yo, casiMartin Wattenberg (American, b. 1970) “Wind Map es una aplicación online que toma sus datos del database de la National Weather Forecast que es mantenida por la National Weather Service; pronostica el tiempo cada hora, con datos precisos de cada dos millas cuadradas de territorio americano. Este mapa es un retrato vivo del paisaje del viento dentro de los Estados Unidos: “Una invisible fuente de energía nos rodea – una energía que propulsó a los primeros exploradores del mundo, y que será la clave para el futuro”. Wind Map (esto lo dicen los que hacen los cartelitos, lo de antes lo decían los artistas que siempre son así más generalistas) crea unos diseños arrebatadoramente bellos pero también, y a un mismo tiempo, visualizaciones útiles de datos que pueden ser utilizados de muy diversos modos. (también generalistas los del cartelito pero más rotundos).

La fotografía en este caso vale para más bien poco porque es un mapa móvil, un retrato en tiempo real, en constante movimiento. Parece inútil pero, parece ser, puede ser la clave para el futuro, tanto el inmediato como el por venir. No tengo idea si en este preciso momento estoy suspendida en alguna de esas hebras blancas que este segundo serán otras diferentes.

Me reconforta saber que no tengo un huracán acercándose. Me reconforta saber que al menos durante las dos próximas horas aun me meceré en una línea blanca, sinuosa y no demasiado pizpireta, en una línea muy concreta y elegantemente representada, arrebatadora vamos.

Como esta obra está en el tercera planta del MOMA, el sacro santo receptáculo de todo aquello que desde finales del XIX hasta ayer mismo es digno de ser considerado arte elevado, tiene, como se ha visto, un alegato a la utilidad sin apellidos de esa belleza retratística. Me gusta pensar que los americanos son tan previsibles. 2 tiempo Ayer descubrí a un artista que trabajaba sobre el tiempo y basta. Escribí un post y así llame al asunto, “Ralston FARINA”. Por desgracia no pude hacer ni una sola fotografía porque había muchos guardas aburridos ojo avizor y no pude ni con el más elegante disimulo sacar foto alguna. Pero, luego, al leer que a Ralston Farina le molestaba sobremanera que su obra fuese retratada, es más, lo prohibía explícitamente, me alegré de haber, sin yo saberlo, seguido sus dictados. Lo expuesto eran dibujos, y carteles, y notas. No había ni una sola imagen. Ralston Farina murió pronto y fue, al decir de Holland Cotter (crítico del NY Times que si no conocen recomiendo seguir), el único capaz de lograr de su credo estético fuese absolutamente coherente hasta su temprana muerte en algún lugar de Los Ángeles y en circunstancias no del todo aclaradas. A Ralston Farina solo le interesaba el tiempo, y particularmente el tiempo que a sus espectadores les quedaba algo de memoria de la experiencia que él mismo les había provisto en algún lugar de la escena del underground neoyorquino de primeros de los años 70. Ese territorio salvaje a medio hacer, húmedo y frío donde podía pasar cualquier cosa, como un far west de la costa este. Lo que Farina hacía (así es más fácil de pronunciar) aun no se llamaba performance pero tampoco encajaba en la definición de happening… (o eso afirman los que saben) A Farina lo descubrí, junto a otros tantos, en el WHITNEY MUSEUM, en una excelentísima muestra que se llama: Rituals of Rented Island: Object Theater, Loft Performance, and the New Psychodrama—Manhattan, 1970–1980 En esta exposición se habla mucho del tiempo, casi todo es tiempo. Farina se desvanecerá en la memoria de su desmemoriada audiencia, o no. Laurie Anderson tocará el violín en Genova con unos patines de hielo metidos en unos bloques que se van deshaciendo, hasta que, al deshacerse, entre viento y tiempo, hacen que pierda el equilibrio y deje de tocar al no poder mantener ni su propia dignidad. Cuando unos italianos le preguntan sobre su estado temporal aireado ella cuenta una historia: “Este dueto es un homenaje a mi abuela. Cuando mi abuela murió yo salí a pasear sobre un lago helado. Allí descubrí a unas gaviotas que al acercarme no se movieron. Al fijarme me di cuenta que no podían porque sus patas habían quedado atrapadas, heladas”. Cuando el italiano le contó, tradujo, a su hijo lo que Laurie le había contado sentenció: “Esta chica se quedo atrapada con su abuela en un bloque de hielo. Había algunos patos por allá”. De eso va este texto. De tiempo y de viento. Creo que la fina línea blanca que lleva ya rato sosteniéndome ya ha debido variar, y si aun continúo surfeando sobre el viento de los Estados Unidos seguiré a salvo. Aunque a lo mejor ya estoy en algún punto del aire y ya no está tan claro si el retrato cambiante jamás hecho del territorio del Atlántico es tan benévolo y previsible como el que da el pronóstico de los Estados Unidos. “Si usted ve algo, oye algo o sospecha algo”, dicen cada dos por tres en el metro, “no se lo calle. Comuníqueselo a algún policía”. Hay muchos carteles así por aquí. Si ve algo, oye algo o sospecha algo.

2. Vaya, quizá este lugar ya no sea lugar para los poetas. Cuando investigué sobre el término “Rented Islands”, que es de Jack Smith, descubrí que este, Jack Smith, había hecho una versión en el 73 (más o menos) sobre un texto de Ibsen y le había llamado Rented Islands. Y esa expresión, que es muy sugerente, la han utilizado para la muestra de las performances de los primeros setentas en Downtown New York. Este tipo era un fresco, decían muchos, que se convirtió en un icono cultural al conseguir que su película fuese prohibida en todas partes. Su prohibida película se llamaba CRIATURAS FLAMBEADAS y dice de la misma mi amigo Tais: las criaturas flambeadas-es como el griffith del erotismo punkbaratoY esos “erostismos punkbaratos” entran por la puerta grande en las sacro santas salas del Whitney lo que es, como el mismo Cotter afirma un alivio ya que la documentación de estos teatros de los objetos, performances de loft y nuevo psycodrama del Mahattan (que ya no existe) de los 70 y los 80, cuanto menos, rezuman ese sabor a mugre y a humedad, ese derroche del tiempo, ese airecillo polvoroso, esa inutilidad a saldo, esa cosa que no se sabe lo que es pero ES, precisamente, esa que ya no tienen los performances de performa13, el super institucionalizado, pulido y con valor exacto, con infinitud de imágenes y cobertura mediática, que tiene el festival de performances que de modo paralelo se está desarrollando aquí y ahora. Bueno, aquí ya no que yo paso de punto en punto de tiempo que se va en tiempo que se va. Si. Manhattan ya no existe. El otro día leí, no se si era David Harbey o Michael Sorkin, o algún teórico de peso que escribe sobre ciudades, quien decía que las ciudades, realmente no existen, y no son.

Y no existen porque son imaginarios. Imaginarios que se han ido gestando a fuerza de narraciones,.

_

Todo este artículo surgió del descubrimiento de una obra que se llama WIND MAP, An invisible, ancient source of energy surrounds us”energy that powered the first explorations of the world, and that may be a key to the future. This map shows you the delicate tracery of wind flowing over the US.

Aquí­ un link a la galería de fotografí­as de diversos días con diversos vientos, de todos ellos me llama la atención el de los vientos huracanados.

Vientos huracanados, 29 octubre 2012
Vientos huracanados, 29 octubre 2012

De este espléndido descubrimiento surgió un artículito express, todos saben que el viento es una de las cosas que más me ha gustado siempre, que para algo soy pirata de alma y navegante solitaria de escuela.

Al tiempo resultó que el artículo saldrá en SIN TOPIA. Y ahora, abajo relato el asunto con más detenimiento.

SIN TOPIA

Así­ se llama la publicación que albergará este pequeño texto que realicé para el congreso de los USOS del ARTE, pero que al final ha encontrado un nuevo destino en esta prometedora publicación. Yo no aparezco acá, en la lista de colaboradores, pero Silvia Martí­ Marí me pidió añadir un texto que hice para los usos del arte, y que adjunto aquí: ggd-EN ALGUN PUNTO DEL AIRE-

Más info sobre SIN TOPIA

SINTOPIA significa la realidad del espacio/tiempo real, nuestro tiempo del aquí y ahora presentado en todo su aparecer. Un lugar que nos congrega en un mismo espacio y tiempo, donde se borran las fronteras y las distancias. El grupo de personas que conforma sin topia está/es, vive/trabaja en lugares distantes del planeta: aunque entre algunas sé den relaciones de amistad o reconocimientos; los lugares son Chile, Argentina, Islandia, España: Galicia, Córdoba, Badajoz, Teruel, Valencia. Tienen/tenemos en común que “yo” soy la persona que os conoce o reconoce, y que a tod@s nos conmueve la creación artística en sus más diferentes manifestaciones.

La idea es que cada un@ de nosotr@s colabore con un texto, imagen, poema,obra, pensamiento, etc. Si hay palabra escrita queremos que esta sea escrita en la lengua materna de cada un@ (para reforzar el lugar) y remarcar, señalizar nuestros hábitats, lugares, sitios, de donde somos o hemos sido.

Se piensa como un libro, catálogo; fluido y flexible en la lectura, visión.

Serí­amos l@s siguientes:

  • _Daniel Duarte Loza (Mar del Plata, Argentina) Artista sonoro, músico,
    profesor en la Facultad de BBAA de UNLP
  • _Ana Marí­a Briede (Valparaí­so, Chile) Artista y profesora de la PUCV
  • _Peter Kroeger Clausen (Valparaí­so, Chile) Artista y profesor de la PUCV
  • _Anna Richardsdóttir (Akureyri, Islandia)
  • _Culturhaza (Protasia Cancho y Agripino Terrón) Villarrubia, Córdoba.
  • _Uxia Piñeiro (Lugo, España)
  • _Holga Méndez (Pontevedra, España)
  • _Silvia Martí­ Marí (Valencia, España)
  • _Neus Lozano (Valencia, España)
  • _Carmen M. Samper (Albarrací­n, España)
  • _Rebeca Morganí  (Granada, España)

Y aqui un artículito que interesará, UTOPIA Y SINTOPIA