Archivo de la categoría: diario itinerante

Música y Camaleones en HUB MAD

Fue el otro día. El lunes. A partir de las siete y treinta de la tarde. Era en el Hub Madrid, ese lugar, antiguo taller de algo, en el que se dan cita los nuevos emprendedores de innovación social, adeptos varios, la heinecken, nosotras, las chicas del intermediae, y otros tantos agentes independientes, átomos sueltos, gestores y curiosos, vj´s y escritores. Nos dieron de todo, libros, varios, canapés, muy ricos, cerveza y hasta champagne.

Desde Alameda con Amor

Comenzó abril el martes. El martes aun llovía en Alameda. A las cinco y media en punto salí de la cama. Estaba en casa de Maria Matilla, Miss Matilla, mi compañera de batallas desde el año 2007, con intervalos inconstantes pero compañera. Di un brinco de mi esquinita me vestí y salimos. Matilla aun iba en pijama, me llevaría al aeropuerto y se volvería a la cama tras quitarse el abrigo que disimulaba su indisimulable pijama de cuadros morados y negros. “¿A qué terminal vamos?”, pregunto. “Ni idea”, contesté. Me miró con cara de desesperación. María siempre me mira con cara de desesperación. Debo confesar que es entre una de mis mejores amias y sin duda mi mejor hermana. Cuida de mi, se preocupa y sabe como solucionar las cosas prácticas de la vida, esas que a mi se me dan tan mal. Me pide, cuanto menos, la compañía con la vuelo, que tampoco se pero puedo descubrir. La descubro, se llama SouthWest. Terminal 2. Raudas llegamos, me tira, me tiro salgo de un brinco y me voy a la cola, directamente. Me equivoco, como suelo, y me voy a la cola de business class. Siempre acabo en esas colas y jamás viajo en business, soy más bien carpanta viajando. Cuanto más viajo más carpanta. Más pequeña es mi bolsa, más cosas voy dejando en el camino. El martes, que era uno de abril, me desperté, como digo, en Alameda, pero el día anterior estaba en Santa Cruz y el anterior en Merced. Durante ya más de dos meses, creo que ya dos meses y medio de mi vida, no he tenido lugar fijo. Poco a poco me he ido desapegando de cualquier idea de propiedad porque el peso y volumen de cualquier propiedad ha sido, en este ir y venir, lo único

que importaba, lo único que confería valor a mis objetos. Los zapatos se han aligerado, han bajado de calidad pero se han aligerado. Lo mismo le ha pasado a mis vestidos, pantalones y camisetas. Cada día son menos, cada día más ligeros, cada vez más carpantescos. Ahora que lo pienso cuando arranque este periodo de mi vida era agresiva y sofisticada, llevaba unas pesadísimas botas de tacón un vaquero de envasado al vacío, que les llama mi hermana, una faltriquera a un lado con todo tipo de cosas, un gran abrigo, de cuero, azul clarito, muy pesado, y mi inseparable mochila, con más cosas, además de mi ordenador. Ahora llevo zapatillas de deporte, un vaquero ligero, anchote, remangado, una leve camisa artesanal Mejicana con muchos colores y un bolso también con muchos colores. Nada de agresivo queda en mi, parezco más bien una abuelita aventurera, mezcla de Matt el viajero y Missis Marple. Y la verdad, como también me recuerdo un poquitín a Moira roth, he de confesar, que desapegado de todo toque sexual, vivo más libre y más feliz. Carpantescamente feliz. Tome un primer vuelo a Orange County, en Los Ángeles. tardé una hora y media o casi dos. Tiempo. Luego tome otro vuelo. Bajito vuelo de L.A. hasta México DF. Y vi un eterno desierto durante gran parte del recorrido. Flipé. Y recordé, no se porqué, a Julio Cesar Morales, ya  sus dibujos, esos en los que una persona se encajaba en un diseño especial para que su cuerpo se camuflase en un sillón, en una tinaja, en una piñata. Los humanos transformados en mercaderías para pasar el larguísimo desierto y llegar a los Estados Unidos para llevar un vida más dura aun. Llegué a tiempo, justo a tiempo, para tomar el metro, desde terminal, hasta Paltitplan, luego la café, que no marrón, hasta Tacubaya y finalmente la naranja hasta Polanco. Baje llegué a mi destino.

Humor Sombrío

Estaba en casa de Vene, y Vene recibió una llamada. “No, no viene”, dijo, “no viene porque hoy está de un humor sombrío”. Ni se refería a mi ni yo esa tarde estaba de un humor especialmente sombrío, no estaba boyante pero aun no había la sombra alcanzado a mi humor ni mi humor había aun llegado a mi sombre. Hoy, sin embargo la sombra se alargó o el humor salió, aun no lo se, pero ambos se encontraron. Y hoy he sido yo la del humor sombrío.

Hoy es martes. Hoy sigo en Merced. Hoy era mi primer día tras 5 días de dar tumbos. Ayer domingo a mi mañana, a la tarde de mis amigos españoles, me fui enterando de todo. Ayer supe que mi prima se estaba muriendo, y ayer supe también que al novio y a la hija de una amiga muy querida les han acusado de “tentativa de homicidio” nada más y nada menos, y de “agresión a la autoridad”. Ambas cosas me parecen injustas. Ambas me hacen impotente. Me empequeñecen. Relativizan todo y consiguen que los esfuerzos cotidianos se hagan innecesarios, o cuanto menos, banales. Hoy mi sombra agarro a mi humor y ambos han pasado un día de la mano, y aun siguen de la mano.

Ayer pasé el día en el tren, una vez más perdí el que me tocaba, el de las 7:30, que salía de Oakland hacia merced. Tomé el de las 10:08, que, por vez primera se retraso, y se retrasó y se retrasó. Conseguí alcanzar la biblioteca pública de la ciudad de Merced a eso de las 4 de la tarde. Me había despertado a la 6 para viajar, había recorrido la distancia de 167 kilómetros en línea recta. Había consumido 10 horas de mi día en recorrer la distancia de 167 kilómetros. Cuando fuí para San Francisco fue aun peor, me levanté a las 6 y llegué a casa de Vene a las 9 de la noche, exhausta y un poquito borracha. Esperando me tomé una pinta gigante. Me emborraché directamente, pero con una borrachera ya parduzca, aun no sombría pero parduzca. Deslucida. Sin contrastes. Sin apenas color. Plana. Cene algo con ellos, ritualizado, lento, parduzco también. Todo es algo parduzco. No se porque pero los colores, desde hace varios días, se fueron. Será la contaminación, Marco dice que la contaminación del Valle Central de California hace que los colores se desvanezcan, que uno vaya como flotando por un cuadro de Hopper pero avejentado, desvaído, sin esos verdes que él usa. Desenfocado.

brava3

Durante el trayecto de ayer, de Oakland a Merced, estuve recuperando mis notas de la conferencia a la que ávidamente atendí, Visual Activism. Y mientras pasaba notas todo se me desvanecía aun más. Había estado inmersa en un bellísima retórica sobre el poder de lo visual, o su necesidad de reactivación en el campo de la acción política. Había visto bellísimos y estetizados trabajos. Podría decirse que estaba hasta contenta, pero sin duda Zanele Muhoni tenía razón. Zanele Muhoni es una fotógrafa. Una gran fotógrafa. Es lesbiana, es negra, vive en Sudáfrica. Zanele Muhoni es activista, activista deverdda. Ella le llama el movimiento. Allí si una es lesbiana corre el peligro de que la maten y así ha sucedido, así le ha sucedido a muchas de sus amigas. Se subió la estrado, sin un papel y ligera de convencionalismo sociales. Se subió y dijo, tras agradecer lo bien que la cuidaban y tal y tal, dijo: “Querido académicos, con todos mis respetos, han hablado maravillosamente de gente marginal, pero lago he de decir, ni una sola de esas personas marginales, ni una sola, entendería ni una palabra de lo que aquí se ha dicho”. Luego dijo que nos mostraría un documento, luego dijo que l amujer que habla en ese documento ya no está, que a  esa mujer la mataron, por ser negra por ser lesbiana y por no callarse.

Zanele-Muholi-Portrait

Zanele-Muholi-Portrait

Estuvo fuerte el final. Especial. Poderoso. Todo quedó allí. Luego había una recepción. Luego, fuera, había modelos de agua, para diferentes gustos, y había variadas cervezas y varios vinos. Luego fuera todos hacían net working. Y mientras eso pasaba a dos amigos les acusaban de un extrañísimo delito. Y de pronto todo el activismo visual made in SFMOA, en el bellísimo Brava Therater de la 24th street del barrio de La Mission de san Francisco se desvanecía entre mis dedos. Todas la palabras todos los conceptos, evitar el abandono visual, hacer redes, imágenes militantes, vírico, Filipinas y Alaska, los restos de plomo, las islas de basura, los indocumentados valerosos, los héroes de la migración, la línea del ecuador que une Tijuana con Ceuta y Melilla, la conferencia performance, Japón, los pobres de Los Ángeles, el hotel de Johanesburgo, la obra de Carlos Motta, las palabras de Gran Fury, la rabia de Zanele, los académicos, los artistas, los técnicos, Tirza, los iluminadores, el café, todo, de pronto todo, perdió todo su sentido. Y mi sombra, o alguna sombra, se enredó con mi humor.

The Political Equator

The Political Equator

Y hoy pasé el día así, tumbada, mirando el techo, llorando un poco. Hoy pasé el día de un humor sombrío.

Febrero en San Francisco

Estoy sentada en la biblioteca de la Universidad de California Merced, en el pueblo de Merced, donde resido desde hace ya un mes. Es un lugar algo apartado, algo curioso, lleno de personajes, puramente americano. Es muy horizontal, plano, enorme, sobredimensionado. La gente es muy individualista, algunos son como zombies, otros tienen su gracia. Conseguí escaparme el miércoles en un tren que tarda 3 horitas a San Francisco, que tiene wifi, que tiene baño, que es barato. Curioso porque está bastante despoblado. O no tan curioso porque aquí todo el mundo tiene coche. Debo se de las pocas que no tienen coche.
Aquí no sucede nada, o casi nada, bueno, habrá una conferencia ne la que participaré, el fin de semana, sobre THE BLACK ARTS MOVEMENT, hablaré de Adrian Piper. Aun no termine mi preparación. Pero bueno, no va mal. Lo contaré todo en Eventos…

Aquí quería hacer un registro de las cosas que me han interesado y a las que he atendido en San Francisco:

Una conferencia dentro de los programas públicos del SFAI, de Julio Morales.  Me resultó muy interesante verlo, no tenía idea quien era. Es un curador, ex estudiante del SFAI que llevó una sala en la ciudad de SF. La sala, organizada por artistas, se llamaba Queen Nails, ahora mismo, como podéis observar está cerrada, pero fue muy curioso oírlo hablar. Por lo visto a finales de los años 90 había mucho espacios organizados por artistas en la ciudad, luego, todos, fueron desapareciendo. NO se sabe muy bien porqué sucedió, pero sucedió. En este, Queen Nails Gallery, expusieron Mary Kelly, Manuel O´Campo, Pedro Reyes (Group Therapy Workshop), Artigram… E imagino que muchos más, un montón, porque habló de más de 100 exposiciones. La más interesante fue la de Claire Fontaine, de la que ese hablo mucho. Esto reza el artículo al respecto: “Una Artista trata de Quemar la galería”.

En fin, muy curioso. Claro no es lo mismo quemar un mapa en un museo europeo que en una galería autogestionada en una ciudad hecha de madera. Puedo imaginar lo ensordecedor de las alarmas de los bomberos, que aquí o hacen todo a lo burro. Y también me parece fascinante la multa de 5000 dólares por que el jefe de los bomberos estaba “pissoff”, osea, le había dado realmente por saco tener que sacar a su cuadrilla para llegar al lugar y que todo estuviese bajo control. Interesante propuesta artística la verdad. O como los artistas rozan a alegalidad sin llegar a sucumbir nunca  a ella. Tema de tesis.

Luego hablo de su trabajo durante 5 años con Suzanne Lacy en el proyecto CODE 33, que como todo le mundo sabe es de mis predilectos de Lacy. Y ahora Julio Morales está como curador en un museo de Arizona, en el Museo de la State University of Arizona. La más grande del país ye n el contexto más ultra conservador del país. ESta gestión museística se merece un apartado aparte así que ya lo escribiré. Solo decir que el salón de conferencias del SFAI es increíble y que desde la terraza de su sede en l acalle Chestnut de SF, en el 800, se ve toda la bahía y Alcatráz…. Una auténtica belleza, y magnífico lugar para estudiar arte claro está.

Más cositas:

Yerba Buena Center for the Arts: PUBLIC INTIMACY, ART AND OTHER ORDINARY ACTS.

GLOBITOS, public intimacy

Más, HIDDEN CITY, at SOMArts, sobre otros modos de mirar la ciudad de SF.

Hidden Cities, curated by Pireeni Sundaralingam, features 26 moving and still images and interactive, site-specific installations that rethink urban space in San Francisco. In Hidden Cities, the second of three SOMArts Commons Curatorial Residency exhibitions in 2014, exhibiting urban activist-artists, including architects and social interventionists, reveal the overlooked within the city, make visible the invisible, give voice to the unheard and encourage the gallery visitor to physically explore urban social and spatial structures in new ways.

Más….

La presentación del libro: Thank You, Anarchy. Notes from the Occupy Apocalypse. Esto me ha dado mucho que pensar, compré el libro, aun no se bien porqué, y ando haciendo cierta reflexión al respecto para una aportación que me han pedido en una revista sobre Arte Público, Activismo y Orientación Sexual. Parece que no tiene nada que ver pero si tiene, y mucho. El autor de este agradecimiento a la anarquía era muy curil, muy joven, venía de estudios teológicos y se adhirió, en el ocuppy, al grupo de acción cristiana. Todo muy WEIRD, como dicen acá. La gente que asistió  a la presentación eran, a excepción de dos personas, completamente blancos y muy mayores, típicos utopistas de los 60. NO había  nadie joven, bueno si, dos hombres que parecían pareja pero eran seminaristas. Y bueno, algo inquietante el asunto. Ya veremos que me depara el apocalipsos  este…

Más…

En breves un simposium sobre VISUAL ACTIVISM, como el museo de arte contemporáneo local, el MOMA, está en reformas, el congresete se desarrollará en otros lugares, exactamente en el Brava Theater, en plena Mission. Muy práctico. Al ladito de casa de Vene.

Art can take the form of political and social activism, and activism often takes on specific, and sometimes surprising, visual forms. How is our broader visual culture shaped by activist practices that circulate in public space? How can we better understand forms of communication that take place under threat of war, revolution, or repression? What strategies can be deployed to transform our engagement with the built environment and broader ecologies? How do embedded social hegemonies, such as racism, figure in the larger efforts to engage with activism visually?

dandy, dandi, dandies, dandys

me embarga una emoción sin igual

quisiera escribir sobre el taller dandy de los buenos aires pero todos ellos, los que vinieron y fueron por dos días otros, ene le extremo del deseo siempre por realizarse, han escrito muchas más bellas palabras de las que yo jamás escribiré…

 

por que no recuperarlos y siempre recordarlos en mi dietario itinerante, como un fragmento de palabras surgidas desde todos los que ya no son

 

DANDY REMIEXED&CURATED, por el gran sergei

 

LECCIONES PARA SER DANDY, por Monsier G.

 

DANDIES OPTIMIZADOS, por Roxana Sandá (que vino ya tarde pero llegó)

 

Y si no me hubieran robado mi móvil ahora podría ilustrar estas palabras con fotografías de mi dietario portatil

 

pero como lo hicieron quedará así

sin imágenes pero con bellísimas palabras

 

besos y gracias mil a todos los que hicieron posible esto

mercedes, luis diego y todos los muchachos

 

 

Página 12, más dandys

Me acaba de llegar esta alerta de google, ayer las activé

es el artículo de página 12, una revista de Buenos Aires que me hizo una entrevista el otro día, bueno, el pasado 15 de noviembre de 2013.

Por Roxana Sandá

Viernes, 29 de noviembre de 2013

GENERO

Doctora en Bellas Artes y activista de Toxic Lesbian, Gloria G. Durán investiga sobre el dandysmo como práctica de transgresión de género y descubre a las malditas, mujeres dandies que optimizan el concepto: por mujeres, lesbianas, masculinas, artistas. De paso por Buenos Aires, habla de sus favoritas y de por qué dandysmo y contragénero van de la mano.

Una obra de arte ambulante, alguien convertido en una suerte de hecho artístico, que tergiversa cualquier norma impuesta de antemano. Una persona que decide su propio ser y se construye como objeto autodecidido, a contrapelo del género y las categorizaciones femenino-masculino de normas burguesas, aburridas y antiestéticas. De estas prácticas transgresoras se nutre un dandy, protagonista doblemente maldito si resulta ser mujer. Desde 1996, cuando presentó su tesis, hasta la fecha, la investigadora española, doctora en Bellas Artes y activista de Toxic Lesbian, Gloria G. Durán, traza con obsesión antropológica los recorridos de una manga de maníacas geniales aglutinadas en el ombligo de un mundo que repudia el consenso social de la vulgaridad.

Durán pasó por Buenos Aires para realizar el taller Dandies por dos días, organizado por la Oficina Cultural de la Embajada de España y el Centro Cultural Rojas, y activó junto con Diana Maffía un conversatorio sobre el tema en el centro cultural Tierra Violeta. Acaba de publicar Baronesa dandy. Reina dadá. La vida-obra de Elsa von Freytag-Loringhoven (2013, Editorial Díaz & Pons), acaso la biografía de su personaje más amado. “La vida de la baronesa, la real, fue fatal y fulminante, brillante pero entre apolillada y delirante. El libro recupera su vida, que fue su obra”, dice de un texto recargado por la propia aristócrata indigente y sus amigas, dandies a contramano de la historia, que la autora había convocado en aquelarre anterior para su tesis sobre “Dandysmo y contragénero. Algunas dandies del período de entreguerras: Djuna Barnes, Romaine Brooks, Florine Stettheimer y la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven”, y en Dandies extrafinos (Papel de Fumar, 2012).

¿Cómo surge el concepto de mujer dandy y por qué fueron ésas las elegidas para su investigación?

–No fue una elección caprichosa, tardé mucho en decidir, pero también fue un poco azaroso a partir de la fotógrafa y escritora francesa Claude Cahun. En mis cursos de doctorado estaba investigando fotografía en la posmodernidad, y en un catálogo sobre Cahun alguien puso la palabra dandysmo. Claro, me dije, la mujer dandy, y se convirtió en mi proyecto de fin de carrera. Me dediqué a indagar quién encajaba del modo más rotundo. Por eso mi percepción de la baronesa Elsa como dandy: ella era un objeto de arte, aun cuando su imagen es lo más antidandy que puedas imaginar, pero en mi conceptualización encaja perfectamente. O la ortodoxa, Romaine Brooks, que se dandyfica cuando se retrata como artista. Digo ortodoxa porque tiene una lectura más anglosajona. Y es que el dandysmo como fenómeno social se ubica en la Inglaterra de principios de siglo, de la mano de George Brummell. Brooks era rica, tenía esa libertad que te da el dinero y cierta sociofobia. Su génesis de artista se dandyfica hasta el extremo: al vestir no imita un frac como el de Marlene Dietrich, se pone otro tergiversado, un poco brummellesco, con levita más larga, una flor colocada en el ojal inadecuado. Reconozco que las otras, Djuna, Florine y la baronesa son un poco invento mío, vanguardistas producto de su época, surgidas en medio de un descontrol conceptual.

¿Qué es un dandy?

–Alguien que se convierte en una especie de objeto de arte en sí mismo. La marquesa de Merteuil, que según Baudelaire era la dandy más perfecta, ha calcinado todo rastro de humanidad y es el producto de su propia decisión. En Las relaciones peligrosas (Choderlos de Laclos, 1782) pronuncia una frase clave, algo así como “yo decido las propias normas con que se va a regir mi vida”. Esto explica el fenómeno del dandysmo, que al menos cuando se gestó fue contra las normas burguesas de la sociedad, que por supuesto se concibe como vulgar, y la vulgaridad es el gran demonio a erradicar. Y fue contra el consenso de cómo se construye una mujer, un hombre, una vida digna. Esa idea de la corrección consensuada al dandy se la pela, vamos, si se me permite utilizar mi slang madrileño.

¿La marquesa de Merteuil sería el dandy optimizado?

–Sí, porque el dandy se ha construido desde la idea de marginalidad y las mujeres, por el hecho de serlo, ya son doblemente marginales. Las que abordé en mis trabajos tienen doble marginalidad como artistas y como mujeres, porque en esos ambientes de época siempre han sido bastante machirulos. La palabra que se utiliza para describir el contexto artístico es homosociability, una sociabilidad sólo de hombres, cierta sensibilidad más desarrollada que pertenecía a una galaxia supuestamente masculina, y las mujeres siempre fueron muy marginales en la retórica del arte. La pintora y escultora suiza Sofie Taeuber-Arp, pareja de Jean Arp e integrantes del movimiento Dadá de Zurich, era una artista potente que generó vanguardia. La primera que hizo un fotocollage fue Hannah Höch; sin embargo el famoso fue su amante, Raoul Hausmann, “el dadásofo”. Eran contextos restringidos y dominados por hombres.

¿Eran vidas gozosas?

–Lo que me gusta del fenómeno es que desdibuja esas grandes categorías: qué es sufrir o qué es gozar. En la introducción de Baronesa Dandy, hablo de vidas fatales porque es complejo sostener tu propia decisión con todo el aparataje, cueste lo que cueste, yendo sola hasta las últimas consecuencias. Eso es estoicismo, el “no me arrepiento de nada”, de Edith Piaff. Los dandies se ríen de esa supuesta felicidad. Djuna Barnes tiene textos en los que dice: “Abomino de la mujer burguesa porque no sabe ni lo que es el gozo ni el placer”. Tienen esa vida de los sentidos más intensa, la única digna de ser vivida. Y así es como lo quiero leer.

¿Por qué dandysmo y contragénero como conceptos afines?

–Porque creo que son los andróginos de la historia. De algún modo, el género –y me apoyo en la filósofa Judith Butler– es muy performativo. Es la repetición de actos ya codificados, de lo que significa el guión de ser mujer u hombre. Los dandies recogieron ese guión, lo tiraron por la ventana y construyeron el suyo propio. Siguen haciendo una performatividad que intenta desdibujar esa idea entre qué es ser hombre o qué es ser mujer. Son objeto de arte pero no pueden entrar en categorías preestablecidas, van contra la idea de género normativizado. Por eso evitan la palabra mujer u hombre. Ellos son los andróginos de la historia y ellas, según el poeta y ensayista Luis Antonio Villena, deberían ser “ginandras”, por el femenino “gino” y “andras”, de andróginos.

¿Qué tienen que ver las dandies con las “sexualidades desbordadas” que menciona en su libro sobre la baronesa Elsa?

–Ella era una dínamo sexual. Tuvo mil amantes y tres maridos. Vivía su sexualidad con cierta plenitud, en el sentido de que en sus confesiones sexuales, que son su autobiografía, no hay vuelta atrás. La baronesa se planta y dice “elegí esa vida porque me gusta”. De hecho tuvo sífilis y pasó una temporada en hospitales para tratarse con mercurio. Elsa lee la enfermedad como un reto, entiende que si una sobrevive a esto sale más combativa. Era muy guerrera, iba por lo que quería. Estaba obsesionada con Marcel Duchamp y con el escritor estadounidense William Carlos Williams. Tenía fascinación por los homosexuales en el sentido de que era un desafío más a su capacidad de seducción. De hecho sus tres maridos eran dandies con una masculinidad subdesarrollada. Agust Endell era muy femenino, Felix Paul Greve era homosexual cuando se conocieron y Leopold, el barón, al mes de casados, en 1913, se va a la guerra y luego se suicida. Elsa entraba en la redacción de The Little Review con una capa, la cabeza rapada, pintada de rojo, y de repente abría la capa y se quedaba desnuda. Margaret Anderson, la directora de la revista, se desesperaba por miedo de que llegara alguna de sus clientas y viera ese cuadro. La baronesa nunca habló de sí misma, pero logró que todo el mundo hablara de ella.

Las muertes dandies suelen ser dramáticas.

–En mis investigaciones hablo mucho de muerte y suicidio. En su último estertor, Brummell miró a la pared para que nadie viera esa cara distorsionada. Los dandies son espíritus muy power con una gran obsesión por causar efecto y luego desaparecer. Romaine Brooks y Djuna Barnes murieron en soledad, pero Djuna poetiza un poco su muerte: a los 22 años escribe un artículo sobre la forma correcta de morir. Hace una categorización de las muertes dignas porque una debe morir como ha vivido, con cierto esplendor. Y establece cómo debes morir según el color de tu pelo. Si eres rubia, lo tuyo es ahogarte; si eres morena, ahorcarte; si eres pelirroja, recluirte. Es lo que hizo. Con 42 años, luego del alcohol y las drogas en los entornos bohemios, fue a su pequeño departamento de Nueva York y se quedó hasta los 97 años, cuando murió. La base del dandysmo es la eterna juventud, no la belleza, por eso las que vivieron muchos años dejaron de tener vida social. Había una especie de terror agónico a que te vieran envejecer. Romaine vivió en una finca con su amante, Natalie Barney, durante la Segunda Guerra en el norte de Italia; más tarde fue a una de sus súper villas al sur de Francia, se separó de Barney y desapareció de la vida pública. Elsa apareció muerta sin más, aunque en sus años agónicos en Alemania especulaba sobre su posible muerte, de cómo quería morir y cómo quería que la enterrasen.

¿Cómo morir subraya el cómo se ha vivido?

–¡Claro! La baronesa fantasea en varios textos: “A mí cogedme del pie y lanzadme con los peces de colores”, o “a mí enterradme como una vieja reina, en una concha mágica”. Pero lo que hacen con ella es lo más patético. No tenía dinero ni sus amigas tienen dinero para enterrarla. Recién una semana después de muerta, en París, un grupo de mujeres que incluía a Djuna Barnes y Thelma Wood la llevan al sector más barato del cementerio del Père Lachaise. Djuna llega a hacerle una máscara mortuoria, pero nadie se encarga de pagar los gastos y los restos van a parar allí donde ni siquiera ponen tu nombre, una suerte de fosa común. Ni siquiera hay registro de su muerte. En fin, que un día de diciembre de 1927 sus amigas la llevaron a enterrar, luego de los trámites quisieron acercarse a la última morada, como se dice, pero se perdieron, no la encontraron y se fueron a un bar a emborracharse. Y la verdad es que así imagino que va a ser mi muerte.

(esto del final no lo dije yo porque yo ni siquiera imagine me muertes la verdad, no me doy tanta importancia)

NY NY NY (I)

LA FOTO, LAS FOTOS, HOY NO QUIEREN SUBIR.

ASÍ QUE, QUERIDOS AMIGOS, LO SIENTO PERO IMAGINEN LAS ILUSTRACIONES PUES HOY NO ES POSIBLE, POR PROBLEMAS TÉCNICOS ESPERO QUE TRANSITORIOS, SUBIR NI UNA FOTO, TAMPOCO ES POSIBLE ENCONTRAR NADA, EN FIN QUE ESTO HOY ES UN DESASTRE, NO OBSTANTE TENGO GANAS DE ESCRIBIR UN POQUITO, MUY POQUITO, PERO ALGO.

Salí al rellano de nuestra casa. Nuestra casa, que mañana ya dejara de serlo está en la Lewis Avenue de Brooklyn, en el número 430. Nuestro barrio es un barrio afro americano en el que poco nos hemos paseado. residencial y sereno. Todos son afros, algún latino despistado, pero pocos, aunque son con esos pocos con los que hablamos. el de l atienda de urgencia un poco más arriba de la avenida y el del bar donde un día tomamos una cerveza. en general nuestro contacto con el barrio ha sido breve, a excepción de la primera compra en el supermercado y la colada que hice en una washing de esas típicas de máquinas enormes, máquinas que negulleron literalmente mi coladita que quedó de pitufilla ante los kilos y kilos de tela que llenaban las máquinas vecinas.

el otro día leía no se donde que las ciudades ya no existen. que no son más que remedos de imaginario y memoria colectiva. Que ya hoy estar en una ciudad, es como revivir o visto que ya no está. creo que parte de la magia de NY es que se trata del lugar del mundo más ampliamente documentado con más historias de callejones, hoteles lujosos, apartamentos casual, buhardillas bohemias, grandes coches, ropas escandalosas, diseños de alta costura, fiestas interminables… en fin, que NY ha creado en el cerebro de todos los que creemos habernos criado en el occidente civilizado más imágenes e imaginario que ninguna otra. Uno camina por Nueva York y camina por su vida toda hecha de retazos de imágenes y películas y músicas.

Manhattan ya no existe. Manhattan es un lugar extraño, como un barco gigante, de límites precisos. Al este el East River, al oeste el Hudson. Dos puentes, o tres, no se si al Bronx se accede también por un puente, separan a la inmensa embarcación del continente, vía Brooklyn y Queens a un lado y vía Bronx arriba. En Manhattan uno siempre ve el final de las avenidas, mira  aun lado y mira a otro y una imantante perspectiva le dice a uno donde están los límites precisos de un territorio que ya no es. Ya no es el lugar de los inmensos almacenes llenos de licores de contrabando que el cine negro retrato tan bien, ya no es el de la sutil elegancia de Audrey Hepburn, ya no es el de la vida canallesca de los 70, no existe eso que sale en Blank City,

Manhattan ya no tiene papeles volando, graffittis por ahí, tampoco hay gente extraordinaria, no es el wild west, ni muchísimo menos. En Manhattan uno se harta y encanta de la sonrisa profesional. Las vidas ya no creo que sean “cinematic”. En Manhattan todo lo han copado las corporaciones. Sean estas tiendas de todo tipo, museos que recrean la vida de los inmigrantes a principios de siglo, universidades que parecen ciudadelas. Aqui todo fluye, los días pasan felices, pero nada extraordinario pasa, no nos hemos cruzado nadie, que yo haya reparado al menos, con una extraordinaria elegancia y cadente paso, con un sombrero sobrecogedor y un perrito en la mano enguantada de seda negra. No, como mucho, la otra noche, perdidas y hambrientas por la altura de la quinta avenida vecina al Central Park, la altura que alberga el impresionante edificio del Guggenheim, desesperamos buscando un lugar donde comer o beber y nada encontramos. No pensé en hogares de diseños cincuentones, hogares de pijama para dos o abajo el amor, bellos y amplios, con whiskys y swing. No, pensaba en hogares preparando pollo asado y mirando inmensas pantallas planas, con pantuflas. Hogares carísimos de millonarios faltos ya de glamour o quizá democratizados hasta el más soberbio aburrimiento. No he visto a nadie con pinta de ganster, al menos no por el Lower East Side, y tampoco por Chelsea. en Chelsea he visto galerías capaces de albergar un Richard serra, Y otras galerías, Paula Cooper, la mítica, con Sophie Calle operada de la nariz los pómulos y los labios. A Basquiat se lo trago el museo y no quedo ni una pared por repintar. Uno de los cartelitos más recurrentes aquí es el de WET PAINTING. cada dos por tres re pintan el subway, y las columnas de hierro y los colores planos. Nada está descontrolado. Nada. Y es agradable, pero coarta la imaginación. (cuando consiga poder subir fotos ilustrare todo esto)

Ayer vi una expo que ilustra mucho esto que digo, era esta: Rituals of Rented Island: Object Theater, Loft Performance, and the New Psychodrama—Manhattan, 1970–1980

Ya me meter a contarla con detenimiento, estaba muy bien organizada, documentada y sobretodo ilustrada. Me encantó. Luego busqué por acá y por allá artículos sobre la misma, encontré este de Hollan Cotter en el que, sin el siquiera saberlo, nombra con las exactas palabras en su idioma, el inglés, lo que sucede en Nueva York. Contrasta la vitalidad de esta documentación sobre la escena underground de los 70 con la pulida imagen del macro festival de performances, perfora 13, que ahorita mismo está teniendo lugar en esta misma ciudad. Transcribo tal cual:

With the end of daylight saving time this weekend, we’ll set our clocks back an hour. But
already in New York this fall, American art has been set back 40 years. It’s the early
1970s again, with abstract painting and performance art the fashionable modes.

Abstraction circa 1973 was, at its best, a modestly venturesome update on earlier models.
Much of the new painting seen in Manhattan this fall doesn’t rise so high. It’s mostly a skilled but moribund rehash. Four decades ago, performance art was an alternative to painting. It was funky and clunky, beyond modernism, or maybe perversely beneath it, meant to reflect a world in which materials were transient, models useless, values shifty.

A lot of recent performance art in New York, particularly that in the biennial festival Performa, has had almost the opposite properties: It’s polished, packaged, pricey,
museum-ready.
We’ll be getting a broad look at exactly how it’s developing over the next few weeks:
Performa 13, the festival’s fifth iteration, officially kicks off on Friday and will run for almost a month. Meanwhile, we can travel back to the performance art’s beginnings in a scrappy but absorbing archival exhibition, “Rituals of Rented Island: Object Theater, Loft Performance, and the New Psychodrama — Manhattan, 1970-1980” at the Whitney
Museum of American Art.

Y adjunto aqui abajo: (como para variar tampoco puedo subir pdf´s lo linkeo)
Nothing to Spend, Nothing to Lose
By HOLLAND COTTER,

EN FIN QUIZÁ ESO

quizá solo nos quede viajar hacia atrás y recrear en nuestro imaginario ea ciudad que ya ha dejado de ser pero que nosotros desearíamos siguiera siendo!!!!…. el lejano oeste en el más puro este de los estados unidos de maerica

Por cierto:

Si ven algo, sospechan algo, intuyen algo no duden en llamarnos!!!
(ilustración en breves)

y lo dicho:

A SKILL MORIBUND REHASH
UN REFRITO MORIBUNDO HECHO CON MUCHA DESTREZA DE OFICIO

DE LO FUNKY Y CLUNKY, TRANSIENT, USELESS, VALUE SHIFTING
A LO
POLISHED PACKAGED, PRICEY, MUSEUM-READY

LAS CORPORACIONES SON ASÍ

(continuará)

Inquietudes urbanas, arte o no

art, place&dislocation in the 21st century

LA WEB EN CUESTION, CON SU INQUIETANTE DERIVA, AQUI

How can equity be achieved in an economic and political environment of vast inequity?

What new forms of civic participation and engagement are artists integrating into the built environment?

What instructive models are being deployed by today’s city planners and mayors?

How can foundations and governments support a kind of cultural production that makes cities economically sustainable for all of their inhabitants?

How can culture contribute to the city beyond the economic realm? How does culture contend with the impact of the environmental crisis on the city, as we recently experienced in New York following Superstorm Sandy?

Entre los muchos invitados est LARA ARMACEGUI, LUCY LIPPARD, VITO ACCONCI, RAÚL CÁDENAS TOROLAB,y muchos más

Y lo mejor del asunto es que, en ediciones pasadas estaba l aplana mayor del arte público, todos:

Esta otra convocatoria fue en el 2009, aquí los datos, y aqui los invitados: bueno, la lista no la he podido poner de otro modo… con lupa quizá se vea… pero están muchos de los inprescindibles, entre ellos los YES MEN… aunque este año también!

creative summit list 2009

Otoño convulso

rgworldlogo

Es tarde, aunque no mucho. Estoy cansada, aunque aún no exhausta. Quiero escribir pero sin links y sin fotos

Bueno
había escrito y se desapareció
Es la segunda vez que me pasa hoy y me cabreaaaaa

VIVA LAS RIOTS GRRRLSSSSSS

menos mal que nos queda rabia que si no!!!!

El Arte Necesario

PROGRAMA_TITULO

el arte necesario

no digo más

debería haber estado allí, pero no estuve

menos mal que Miguel Molina si estará!!!

y estará en primer lugar presentando el DICCIONARIO ILUSTRADO, un diccionario en el que aparecen todos los artistas que habrían de aparecer y en el que, además, cada cual, define ARTE, nada más y nada menos, eso no me lo pierdo!!!!!

por cierto que, dicho esto, me acuerdo que La Fábrica ha sacado otro, de artistas también… menos mal que ahora que no hay ni dinero ni trabajo nos da por contra todo lo bueno que tenemos, que es sin duda mucho. este se llama MANUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO.

y de los muchos libros, otro muy muy esperado es,

¡Chum, chum, pim, pam, pum, olé! Pioneros del arte sonoro en España, de Cervantes a las Vanguardias

Molina, Miguel

como de esto no encuentro nada concreto os linkeo a una web llena de cosas interesantes, arte experimental, arte sonoro, mail art.

EN FIN

INTENTAREMOS SEGUIR ALGO

AUNQUE SEAN ACTAS Y TAL

24 de mayo de 2013

Llevo mucho tiempo sin dar cuenta de mis derivas y, realmente, no tengo muy claro que voy a escribir. El otro día estuve en Euraca escuchando textos de Bergamín, y, como nunca había asistido con anterioridad, me descubrí relajada y, mientras escuchaba, me dediqué a poner en orden mi atribulado cerebro. No se si es descortés escuchar poesía y llegar a un estado de trance que le permita a una poner en orden sus asuntos mentales, pero, sea o no descortés, así pasó.

Hoy es viernes y me doy cuenta que tras mi retiro llevo en la ciudad un mes enterito. y me doy cuenta que durante ese mes, este pasado, no he escrito una sola línea en este apartado de diario itinerante. En mi retiro tampoco pude escribir ya que me dediqué a escribir lo que algún día será un libro sobre una posible genealogía para una extraña etiqueta, esta de net-artivismo. Así que a vuela pluma puedo decir que llevo ya dos meses sin escribir en el blog.

Así pues escribo para ordenarme. Avalancha primaveral de hiper actividda cultural. Menos mal que hay crisis, o quizá porque ahya crisis andamos todos enloquecidos. Hemos estado en Sociología de lo ordinario celebrada durante los días 8 y 9 de mayo en el medialab prado, en el cual la armamos y disfrutamos muchísimo. Los cuatro DUPE, Carmen Haro de Carmen Haro, Tomasso de Casto Díaz, Tais de Jonhny Torales y la menda de Alma María llevamos a término la desvergüenza contagiosa de nuestras cajitas “flux-chonistas”. Recomiendo la visualización de este vídeo, que igualmente volcaré a eventos, TELE TRASH: Del conductismo paternalista a la exhibición de atrocidades, titulo que surgió así no se bien como, como tampoco se bien como armamos el espectáculo que, no es porque sea nuestro, pero quedo perfecto. Gracias chico, gracias a los tres, hacía mucho que no disfrutaba tanto. (prometo entrada en eventos con la documentación pertinente y lo enlaces a las maravillas que pasamos).

A, antes, hicimos el final de nuestro curso de Bellas Artes, Arte Público y Género, que junto a Elena Tóxica hicimos el día 4 de mayo y el 26 y el 29. Tras el taller los proyectos que realizaron los alumnos quedaron colgados aqui. Juan Talavera presentó: ¿Y si nosotros hubiéramos hecho lo mismo?… Bueno, ahora son otros tiempos; Concha Mayordomo: Hubo un día que te cubrieron de tules y rosas; Rocio Penco, El mundo en un carrete; y Pilar V. Foronda, Tú, ¡putero!.

Luego que pasó, luego estuve con mi equipo de investigación, con el grupo de Cosmomad, Madrid Cosmópolis. Presenté cuatro posibles derivas para ir dándole cuerpo a estos tiempos investigadores. Adjuntaré el pdf con las cuatro posibles derivas pero diré que esa mañana, la del 17 de mayo, en la que presenté mis derivas al equipo, el maestro Nestor García Canclini estuvo con nosotros dándome unos muy buenos y sabios consejos para amplificar mis pesquisas y salir de tanto en tanto de lo “cuali” y hurgar en lo “cuanti”. ahora ando debatiéndome en el “cómo” meterle mano a los datos en los que se pueda leer a quien y cómo se le da determinadas subvenciones, y cuales son estas, y quien las da. Habría de conseguir una suerte de archivo administrativo. Archivo que no se dónde encontrar pero que arrancaré a buscar en breves.

Luego fuimos a SE ALQUILA, con el proyecto DUPE, “Donde Usted Puede Eyacular”:

…be positive, be smart, be free, to maximize your sexual life!

Joyas pornográficas que florecen en cada esquina, el fetichismo de la mercancía alcanza a los cuerpos inscritos en la red: Cosificación y auto pornificación expandida codificada en bits. DUPE propone una aproximación sociológica sobre la conformación y los criterios de los gustos sexuales en el contexto virtual tomando como muestra la plataforma chatroulette.com.

Lo mejor de asunto, además de pasarlo bien y esas cosas, es que no nos censuraron. Los comerciantes si censuraron tres obras: un tipo que hizo algo así como “pollas en vinagre”, otro que tenía una monja, o un maniquí vestido de monja que hubiera hecho las delicias de Buñuel, y otros que habían plantado una inmensa fotografía de una bellísima dama compuesta por los mejores fragmentos de otras tantas bellísimas damas que aparecía completamente desnuda y amarrada a unas cadenas con los brazos en alto. Me da a mi que esta censura no fue por el motivo en si sino por las posibles acciones de “los pescaderos”, quienes, entrando al mercado a las 3 de la mañana para dejar sus productos no podrían ser responsables de sus actos ante tan bella estampa, o al menos, los encargados del mercado no querían descubrir si estos, los pescaderos, serían realmente responsables de sus actos. a veces pienso que esto del machismo tiene mucho que ver con esa prevención porque se parte de la base que los trabajadores son unos burros, sin ni siquiera pararse a hablar con ellos o a comentar o a esperar otra reacción, y si resulta que a ninguno le gustan las mujeres?…. en fin, no se sabrá porq ue, espiritu nacional preventivo, la bella imagen se quitó de en medio nada más ser alzada… dicho y hecho.

Luego desmontamos y el domingo 19 me la pasé en la sala PRADILLO, resulta que Yola coulder (una grande) me invitó para dialogar en torno a la idea de autogestión con las gentes del master de escénicas del MNCARS: AUUUUUUUUUUUUUUUUUTO
– APRENDIZAJE!
– ORGANIZACIÓN!
– GESTIÓN!

Dire que pasamos un día estupendo con intervenciones muy sinceras, sobretodo en lo que a “fallos” de la autogestión se refiere, escollos a salvar, posibilidades del aprendizaje de los desmanes… con buen humor, muchas risas y con un claro pie en la gestión real en esta ciudad que se llama Madrid. A destacar Lourdes Fernández, soberbia al hablar de offlimits, y a Carlos y Getse, quienes mostraron las cosas pradillescas con toda sinceridad… una verdadera fortuna la verdad compartir espacio y tiempo con semejantes maravillas humanas. No quiero que mis compañeros de mesa se sientan no nombrados, porque yo no los conocía y me encantó compartir mesa con ellos y me encanto como intuí funcionaban sus cerebros, fueron Leire Vergara, y Oscar Dasí.

Y luego el lunes, eso, la clase del máster, de net-artivismo… y bueno, los GILA que vinieron y el lio que se armo….

ufff

el resto de la semana suave, no podía ya más

aunque pendiente de una tutorización con Juan, UNA SEÑORA CONCEPTUAL, de un artículo para una revista de nuevas pedagogías y del remate de mi librito de la Baronesa que sacaré con DIAZ&PONS… de todos estos asunto hablare largo y tendido en otras entradas… entradas que pondré junto a nuestro querido FOUCAULT

Ahora viene Tomasso y no puedo demorarme más

Un placer

Continuaremos.

DUPE al día

Hace tanto que no escribo que ya se me hace raro. Intento recapitular pero este no es un buen día, ni para dejar de fumar ni para recapitular. Sin embargo, y pese a que no tengo ni la más remota intención de dejar de fumar, si que intentaré recuperar un poco de mi propia historia. De atrás adelante, a ver si con unos DUPE pasos de música de pulpa de tamarindo me alegro un poquitín, porque sí, esta es la música que nos va a inspirar una suerte de tergiversados temas que mis grandes socios Tomasso y Tais (y yo misma) vamos a re activar.

Bueno, los dupes comenzaremos nuestra andadura en breves, pero por el momento haréis bien en visitar nuestra increíble web, dupeblog.

Por otra parte ando trajinando con Elena Tóxica en varios frentes, por una parte nuestro taller en BBAA, luego su tesis, luego estuvimos en la universidad en las calles y luego estaré en un mupi en la estación de sol. Como esto es largo de contar y requiere el avance técnico del link, cosa que ahora no puedo hacer, ya daré yo buena cuenta de todo.

También tengo procesos abiertos con Nur, estamos reuniéndonos para darle forma a un librito, una suerte de manual sobre los colectivos de gestión cultural que desde la base están surgiendo en nuestro país.

Con Vanesa estoy en el taller de sexo Hipster (que está ahora mismo desarrollándose pero que determinadas circunstancias ajenas a mi voluntad me han impedido disfrutar). Además de con nuestro maravilloso Línea Ad-Hoc, hoy por hoy parado pero dispuesto a ser reactivado en cualquier momento. Y, como no, maquinando nuestro inminente viaje a San Francisco con los Praxis para hacer una escala de su proyecto multi localizado, In Crisis.

Que más, mis asuntos solitarios, preparo la clase de net artivismo, que está ya colgada en la web del Medialab. E intento continuar con mis entrevistas.

Por último, preparo unas jornadas de investigación junto a mis compañeros del departamento de la UNED. daré cuenta ya mismo en Eventos. (a ver si me va el link)

final de enero 2013

increíble
no se guardo nada
en fin que le vamos a hacer
hace mucho rato que no escribo, bueno, que no cuento mis cosas a mi diario ni publico artículos, pero eso no quiere decir que no ande escribiendo y esas cosas.
paso la tesis de Miguel Mesa
pasaron unas tantas entrevistas
hicimos las sin sombrero
descubro a Ramón Gomez de la Serna
visito a los torreznos
hablo con TxP, con Taller de casquería, con Basurama, con PKMN
Paco se va a Méjico df
nos aprueban nuestros talleres, todos, Toxicos, Ingenios Tais y Pacos vida cotidiana

y muchas más cosas, muchas más que había ya escrito
así que por ahora esto termina o moriré como una gamba en el congelador de las escuelas pías

mi primer deshaucio, chispas

IMG_1778

El miércoles 10 de octubre nos acercamos, Tais y yo, a una acción de stop deshaucios. Asistimos a la acción colectiva y luego pudimos hablar con Tatiana quien nos explico la mecánica del grupo y sobretodo los términos que se acuñan con tanta tranquilidad como la “condonación de la deuda”, la “dación en pago”, el “archivo de deudas”, los “alquileres sociales”… me dio mucho que pensar, porque aquí si ve uno acción política real que, curiosamente, tiene sus mayores triunfos cuando emplean estrategias artísticas, esto es, cuando van directamente al lenguaje más visual y gráfico. Por ejemplo, Bankia, tuvo a bien aceptar una mesa de negociación con representantes de la plataforma solo y tan solo cuando vieron su imagen de marca, su conocidísimo logotipo, en peligro de degradación definitiva. Miren hasta que punto prima el valor acumulado por un simple grafismo en términos monetarios, y lo poco que al cabo, en esas sus cifras espectrales, se vera mermado el rumbo de su financiera empresa tratando por ejemplo, de emplear sus 80 pisos vacíos de El Cano en alojar, por un justo alquiler social, a muchas de esas tantas familias que se nadan quedando con una mano delante y otra detrás.
Ahora no tengo todos los datos y no quiero pecar de poco exacta, pero en términos globales, si fallas a la hora de pagar te quedas sin casa y con deuda, o sin casa y con deuda del proceso judicial sumado a un 40% del precio de reventa en subasta pública, o sin casa y con deuda, o… en la calle totalmente sin donde caerte muerto ya que no encontrarás un alquiler decente en toda la ciudad… Luego culpan a cada individuo con el consabido, no haber firmado eso, y eso es una salida simple para lavar nuestra conciencia. Quizá si, quizá todos tengamos parte de culpa al haber erigido un país entero en torno a la obsesión por la propiedad inmobiliaria, en torno a la demonización de los inquilinos…

En fin aun estamos, mi socio y yo, procesando la conversación con Claudia y la conversación con Tatiana. este es el ingenio para nuevas vías para habitar, y si, es un verdadero ingenio. Fue emocionante como Tatiana nos contó su caso, un caso en el que fueron 700 u 800 personas las que aparecieron, el 15 de junio, a parar el deshaucio. El miércoles éramos unas 40, y a veces, dice ella, muchas menos, incluso ninguna. Impresionante también la negociación que duro bastante y fue poco fructífera. Como mucho se dilatan tiempos pero la final siempre queda la deuda y la calle, aunque, también es verdad, al menos no se encuentran solos en ese momento. (cuando abramos nuestro blog quedará todo más clarito, al cabo, y esto, es el diario no más….)